El esperpento de la Cope

Ni porque lo diga un juez, ni porque lo diga España entera, no tiene sentido del ridiculo, el estar en boca de muchos se le ha subido a la cabeza, su penosa imagen fisica es puro reflejo de su mente, cortita, de pocas luces, de peinado años 50 y regordete, es de esa clase de persona que no “trabajan” por dinero, ni por vocacion, es de los que funcionan a base de palmaditas en la espalda, mas de una vez han debido decirle “que grande eres” -no me malinterprenten las personas bajitas- y el , con cara de haber terminado de rezar el rosario, se lo ha creido. Sigue leyendo

Anuncios