Negro celestial

Y ya que hablamos del Papanazi ¿porque no hablar del episcopado mas nazi? no hace falta hablarlo, mejor que cada uno opine sobre el marketing realizado sobre una de las imagenes que aparecen en los tripticos que reparte la conferencia episcopal, a vista de pupulacho solo es una foto de un menor, pero lleva sobrecarga de marketing, quizas hasta se me haya pasado alguna por alto.

La primera es la mas evidente, la mano que sobresale desde arriba emulando ser dios como en la obra de miguel angel, todo un detalle divino que no viene a cuento porque ha de ser dios -si existiera- quien determine la postura de los obispos y no los obispos quienes decidan que hace dios con su mano.

Quizas es por falta de espacio, pero se me antoja que poner la cruz en el lado derecho del niño lleva su simbolismo, ellos afirman que dios esta con la derecha, lo mismo que la silla que vemos claramente inclinada a la derecha, mensaje subliminar de que el “respaldo” y la “base” esta con la derecha, pura obscenidad declarada ver  las posaderas sentada a la derecha pero es la parte contraria (izquierda) quien soporta el peso y el esfuerzo. Lindas representaciones de una sociedad capitalista, la derecha acomodada y del pueblo trabajador soportando la carga ¿o acaso no podia el niño levantar el brazo sin tirarse sobre la mesa y sin inclinar la cabeza hacia la derecha? Prueben a realizar la postura lo mas natural que puedan,  solo les llevara unos segundos.

Y a la izquierda, simbolicamente, solo hay un “nada”, bueno un nada no,  junto al brazo, esta la “izquierda” simbolizada con lo rojo y como no colocada en un plano inferior, para que no pase desapercibida lleva una connotante frase  escrita de color blanco en el mismo plano que el objeto – no esta paralela al borde de la imagen-: “Es mi derecho”, parecen gritarles a los rojos, ya que para ellos, el gobierno electo que les niega ese supuesto derecho, son los mismos rojos de mediados del siglo XX. Y ya que salimos un poco del tema porque no preguntarnos tambien, donde estaban los derechos del pueblo cuando solo los monjes eran dueños egoistas de la cultura y hacian todo lo posible para que el pueblo llano mantuviera su estatus de incultura, mas que nada, por lo menos en estas tierras y en aquella epoca, los arabes del al-andalus no ponian impedimentos a aquellos que querian aprender a leer y escribir aunque fueran en garabatos arabigos, de hecho era en esta zona donde estaba uno de los puntos culturales mas algidos de la era, mientras en la españa cristiana lo que se apreciaba era un pueblo ignoratizado y manipulable por el clero instruido.

Volviendo al tema, que elijan a un prototipo ario de pelo rubio ya decanta la siguiente pista, pero si parece de cualquier pais de norte menos de españa, pero ojo, no obviemos el detalle que el uniforme es del mismo color que de los falangistas y ademas con el brazo derecho en alto, solo le falta el detalle de mostrarnos la palmita de la mano, para tener la estampita al completo.

Solo falta comentar el componente belico de la imagen ¿no os resulta familiar la postura del niño con la portada de la peli Conan el barbaro con la espada en alto? ¿como? ¿que me he pasado tres pueblos??…no lo creo…¿entonces por que esta en la mesa ese lapiz amenzante con la punta hacia arriba, pura analogia con una lanza, estando la cartuchera roja al lado? Da escalofrios pensar que alguien tropieza y se clava ese lapiz, en mi vida he visto un portalapices con el lapiz hacia arriba.

Abajo les dejo la imagen tan bien diseñada, muy facil de localizar en internet:

Nunca han ocultado sus preferencias politicas, pero cada vez esconden menos su extremismo racial y beligerante.

2 comentarios

  1. Excelente análisis del simbolismo de la foto que me ha recordado los viejos libros de urbanidad donde se dibujaba al niño malo, despeinado, sucio, con la ropa rota y todo el mal en su cara, y en contraposición al niño bueno, límpio, aseado, bien peinado y con sonrisa beatífica. Intentaré escanearte una imagen de uno de estos libros.

    Muy buena tu entrada.

    Abrazos.

  2. Es evidente que llevan toda la vida queriendonos comer el coco, por las buenas por las malas y por lo subliminal, tanto celo no puede ser ni bueno ni sano.

    Nos vemos, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: