8 euros y 8 aceitunas

120px-AlhambraMartes y trece, con un poco  de atraso por encima de lo previsto, pasamos cerca de a la media mañana por uno de los desvios hacia Guadix, el tedioso viaje de vuelta hacia Cadiz es cada vez mas monotono y aburrido, sin musica en el coche, los crios dormidos en los asientos traseros y la carretera con muy poco trafico.

¿nos acercamos a la Alhambra?…ya se que hay que pagar, pero podemos dar un paseo y verla por fuera, he leido y me han dicho que hay mucha arboleda y hasta una especie de arroyo, asi tambien nos enteramos de paso cuanto cuesta entrar, no creo que tardemos mucho y nos da tiempo a estar en casa a la hora de comer, total sino hay comida…tendremos que comprar un pollo asado o algo asi.

Mi mujer miró la hora con cara soñolienta y asintio, tambien ella tenia ganas de hacer una parada tipica de autopista: hacer un pis, estirar las piernas y dejar caer algo en el estomago que tras varias horas de camino empieza a rugir como un leon debajo de una manta.

Tras varios refunfuños e insultos hacia el GPS y su extraña mania de querer meterme siempre en calles cortadas por obras, tras unos minutos llegamos a lo alto, alli donde una arrogante valla con una gran P te impide el paso, echo el coche a un lado y busco con la vista algun edificio antiguo, algo que se le parezca a un castillo o algo asi. La Alhambra es una antigua ciudad segun dicen…tiene que verse…nada…a mi derecha un parking de pago repleto y tras la valla a la izquierda una cuesta abajo y otro cartel con flecha indicando Alhambra.

Tras pensarlo unos segundos, me decido a pagar el impuesto revolucionario que hace levantar la valla, imagino que debe quedar un buen trecho hacia el monumento nacional y no deseo perder mucho tiempo haciendo caminatas injustificadas, Uno, dos tres y finalmente aparco en el 4º parque destinado a tal fin, aun hay que caminar pero ya se ven algunas tiendas de souvenirs y algun que otro bar, debemos estar cerca. Tras abandonar el coche y andar un trecho cuesta abajo, un tumulto de gente a mi derecha haciendo cola ante un edificio moderno, todos con pinta de guiris, unos de piel muy blanca y otros enrojecidos por el sol,  “rostros palidos y pieles rojas” le dije a mi mujer.

El edifico era relativamente moderno, pero tras el habia dos o tres viviendas bastantes mas antiguas pero desde luego no de la epoca de Boabdil, mucho mas al fondo se veia unas mesas y unas sillas, como un chiringuito pero techado con enredaderas y una vallita de color verde que acotaba todo el perimetro, mas tarde al acercanos ya vimos su nombre “Restaurante Jardin”, pero en ese preciso momento no pasamos por alli, tomamos la direccion contraria y entramos en un bar que se encontraba en la parte izquierda segun bajabamos.

Una cerveza, dos colas y un batido, que el barman acompañó con una tapa de aceitunas al servir la mesa, en ese instante recorde la de veces que mis amigos habian referido que en Granada suelen poner unas tapas impresionantes a las cervezas de forma gratuita “Te ponen unas tapas que en cualquier otro sitio se consideran casi media racion… de albondigas , de carne en salsa, de ensaladilla,…y el precio de las birras es practicamente el mismo que en cualquier sitio de España”. Aquellos recuerdos me hicieron pensar que una tapa de aceitunas, por muy gordas que sean, son una tapa de aceitunas, cutre si la comparas por ejemplo con unas albondigas, pero bueno pense, hay mucho guiri, el alcalde les metera la uña a los comercios de esta zona, etc….pero la sorpresa mayuscula fua al pagar: 8 euros, con ese cobro se me quedo mala cara pero al darme el cambio, el barman me da un ticket de caja con el abuso certificado: las aceitunas no estan incluidas en la factura.

Tras un breve paseo, otra vez cuesta abajo, pasamos por el mencionado jardin restaurante que no tiene mas diferencia con cualquier otro restaurante campestre que la valla que lo cerca, es facilmente imaginable que la cantidad de turistas que caminan cuesta arriba y cuesta abajo se sentarian alli a descansar si no existiera esa valla. Mas adelante se ve un camino de barro y un cartel que dice “Camino del Darro”, un pequeño mapa con el plano de la alhambra y en rojo el camino en el que estamos que no es ni mas ni menos que un camino exterior pegado a la muralla del recinto. De vez en cuando se ve una torre, murallas y una ventana con un antiguo alicatado, el paseo es relajante y sombreado por los arboles, bonito pero nada interesante, le recuerdo a mi mujer que todo lo que se ande cuesta abajo hay que recorrelo nuevamente hacia arriba, con lo cual damos media vuelta y retornamos hacia el coche, no sin antes pasar por la entrada donde aguardan las colas de gente, por mas que miro no encuentro ningun cartel que me indique los precios, y saltarme las colas para solo ir a preguntar no me apetecia, asi que decidi que buscaria informacion en internet al llegar a casa. Tan solo anduve unos metros cuando vi un betusto y sucio cartelon en el que venia el precio de las entradas, entradas normaless y rebajadas para jubilados y crios pequeños creo, de un vistazo sume los 12 euros por cuatro personas, 48 euros para ver un bien comun del cual decian que querian llamarlo la no se que maravilla del mundo, 8000 pelas de las de antess para ver paredes de piedra y alicatados, que si que seran muy bonitos, pero oigan 8000 pelas son 8000 pelas y en Alicante por ejemplo no te cobran por ver el castillo, solo la subida en ascensor y con la altura que tiene hasta lo veo claramente justificado.

Obviamente no voy a decir que no merece la pena entrar, quizas por una decima parte de su precio me lo hubiera pensado, pero creo que el gasto economico que hicieron los nazaries en la costruccion ya tiene que estar hartamente recuperado por sus modernos herederos y ya que a las autopistas a los X años se les extirpa las cajas de pago, a este Monumento se le deberia cuando menos suavizar el precio, asi quizas cuando alguien se tome una cerveza en el bar que hay al lado, no salga con la sensacion de que cada aceituna cuesta un euro.

Querida Alhambra, me temo, que pasare muchos años viendote en fotos, por lo menos mientras te sigan poniendo precios alemanes, poco aptos para la economia de la mayoria de los españoles, sobre todo para los parados andaluces.

La Alhambra, otro apartheid economico para el andaluz de a pie, si tienes dinero para el pase, pasas, sino, este cachito de Andalucia esta cerrado para ti. La cultura en Granada tiene un precio: 12 euros.

2 comentarios

  1. Me ha gustado mucho el articulo pero unas cosas te quiero comentar.
    Por los alrededores de La Alhambra se puede dar un paseo y acceder a ciertos zonas que no son de pago.
    La tapa es cierto que suele ser buena pero como bien comentas en zonas de turistas clavada al canto.
    Los precios alemanes son mucho mas bajos de lo que la gente se cree, solamente Munich me sorprendio por sus altos precios pero no en todo pues me pusieron una multa por no pagar el impuesto revolucionario de la zona azul y solo me costo 15 euros que logicamente no pague.

    Un saludo

    • Es que hay dos precios alemanes, los precios alemanes “en” Alemania y los precios “para” alemanes en españa y claro sueldos alemanes hay muchos y de diferente cuantia, pero la cantidad de turistas españoles en Germania no es equiparable a los turistas alemanes que veranean aqui.
      Por algo será.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: