Entrevista con Diego Cañamero

Mientras Chavez condecoraba con todos los honores a la mayor terrateniente de Andalucía el 28 de febrero de 2006, en la calle apaleaban a hombres, mujeres y niños.

El 28 de febrero de 2006, Día de Andalucía, a las 12 de la mañana, el Sr. Chávez nombró “Hija predilecta de Andalucía” a la duquesa de Alba, la mayor terrateniente de Andalucía, propietaria de 34.000 hectáreas de tierra y de una incalculable fortuna, que para colmo se viene embolsando cada día un millón de las antiguas pesetas en subvenciones, que deberían ser para pequeños agricultores.

El mérito de esta señora se debe a su inmenso patrimonio, acumulado a lo largo de siglos mediante apropiaciones y usurpaciones de tierras con medios militares. Su propio padre fue diplomático en Londres, consiguiendo apoyo y medios económicos para la sublevación militar del general Franco.

Su interés por aplastar violentamente al gobierno republicano-socialista en 1936, radicaba en eliminar la Reforma Agraria que se había emprendido y que afectaba directamente a sus numerosas fincas. A pesar de todo eso, el gobierno del PSOE andaluz con el Sr. Chavez a la cabeza, decidió condecorarla con la mayor distinción.

En la calle, ese mismo día a la misma hora, frente al lugar donde se celebraba el acto, más de dos mil trabajadores/as nos concentramos pacíficamente para expresar nuestro rechazo a un símbolo que no representa en absoluto al pueblo andaluz, sino a los grandes terratenientes, a la clase aristocrática y a los grandes parásitos sociales de siempre, pricipales causantes del atraso, del paro y de la emigración de los andaluces.

Nos situamos detrás de las vallas que la policía había instalado, expresando con carteles y pancartas nuestra opinión.

En ningún momento se insultó ni se impidió el acceso al recinto, de eso son testigos todos los periodistas allí presentes, pero sin mediar palabra, las fuerzas antidisturbios comenzaron a apalearnos y a dar patadas empujando las vallas hasta la mitad de la calle, ocasionando en la agresión varios heridos. Incluso muchos de los invitados al acto y algunos de los homenajeados se solidarizaron con nosotros.

Por su parte, la Duquesa de Alba nos calificó de “grupo de locos y delincuentes”. Según esta señora, los honrados son los que nos explotan, los que se enriquecen a costa de nuestro trabajo, los que viven en palacios y con todo tipo de lujos y además se llevan en maletines subvenciones multimillonarias.

Extraido de: Kaos en la Red

Leido en: Identidad Andaluza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: