Un deseo humano

Thomas Beatie, el hombre embarazado (en realidad un transexual que conservaba intacto sus organos reproductivos) manifestó esta frase en una entrevista concedida hace poco.

Desde aqui le envio mis mas sinceras felicitaciones pues acaba de dar a luz a una niña en un parto natural -lo siento por los morbosos, no habido detalles de interes- por muy excepcional que haya sido el caso.

Mas alla del puro debate sexual -otra forma de racismo muy promulgada por  muchas religiones- sobre que sexo es mejor para crear o criar un hijo, la estabilidad emocional en el seno de la familia formada por Beatie parece estar asegurada, el manifiesta que el embarazo no le ha producido mas femeniidad y que tras el parto seguira con su rol masculino y de padre de familia como lo ha venido haciendo hasta ahora, cuando Beatie se caso con su esposa esta ya era madre de dos hijos de un matrimonio anterior, un matrimonio “normal” que se fue al carajo, nunca mejor dicho, un matrimonio tipo “ejemplar” segun la iglesia que como tantos podia haber acabado con muerte por violencia de genero si ella hubiera echo caso a la predicacion catolica.

Aun cuando Thomas Beatie lo considera un milagro, su obstreta, la doctora Kimberly James, asegura que ha sido un embarazo normal, Thomas habia dejado su tratamiento de testoesteronas hacia dos años y sus niveles hormonales eran normales.

Masculino o femenino, para Beatie es un deseo muy humano el que una persona quiera tener su propio hijo biologico, es un deseo humano, pero no muy humano, ese deseo esta presente en cualquier ser vivo, mas alla del instinto de supervivencia, las capacidades reproductivas y el acondicionamiento tanto fisica como mentalmente en los seres vivos estan “programadas” para perpetuar la especie, desde un minusculo virus hasta una inmensa ballena, todos llevamos incorporados de fabrica ese “deseo humano” y si miramos un poco mas alla, veremos que a excepcion (no en todos los casos) del ser humano, la seleccion natural sigue funcionando, los animales y plantas mas debiles o enfermizas se quedan en el camino, los mas fuertes son los seleccionados para continuar la historia de la procreacion, el hombre es el que con la ayuda de la ciencia y de la medicina, retuerce el destino de los menos afortunados para que tengan las mismas oportunidades que los mas agraciados o agraciadas.

El caso de Beautie, es otro caso de retorcer el destino, una chico en un cuerpo de chica, pero al fin y al cabo un chico como cualquier otro varon con deseos de tener prole.

Felicidades y salud para criar a la niña, Thomas Beatie, un tio con un par de ovarios bien puestos.

2 comentarios

  1. Bueno, un chico como cualquier otro no… porque no es un chico, tiene cerebro de mujer, sexo de mujer… aunque se inyecte testosterona por un tubo en plan Beatriz Preciado. Pero le felicito y espero que su hijita tenga tantos ovarios como “él”. Pero suerte que es niña, de haber sido niño hubiera tenido más pelotas que su madre-padre.

  2. ¿cerebro de mujer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: