Muerase de lunes a viernes

Raúl S. G. falleció ayer (30-12-07)a los 32 años de edad tras caer desde unos 50 metros de altura cuando trabajaba como encofrador en las obras de construcción de un nueva pantalla en la presa de La Breña, en la localidad cordobesa de Almodóvar del Río. Su muerte, sin embargo, no figurará en las estadísticas oficiales de la Consejería de Empleo porque tuvo lugar en sábado, fuera del horario habitual de trabajo.

Diario de Sevilla – La Junta excluye como accidente laboral la muerte de un obrero…

Que bien que funciona esto de la informatica en la administracion, las estadisticas ya de por si frias e impersonales, para las cuales los ciudadanos somos nada mas que un numero (llegara el dia en que nos grabaran un tatuaje como en el film Hitman, tipo codigo de barras) nos da la alegria del dia con esta perla noticiera: no hay muertos laborales en fines de semana ¿y porque?
Pues no lo se, pero por especular, en principio solo hay dos opciones, que el programador sea patatero y no haya contemplado este supuesto o bien que sus superiores no desearan por algun motivo que se contabilizen estos casos.

La logica nos dice que es mas coherente la segunda opcion, donde de nuevo vemos como la comunidad autonoma mas grande de españa, con el indice de siniestrabilidad laboral mas alto, ve reducido su numero de accidentes laborales con triquiñuelas politicas, para demostrarnos luego como la cosa va bien comparando el numero de muertos del año actual con el anterior, en base claro, a ocultar los muertos de los fines de semana.

Este tipo de actuaciones ya dieron resultados en otro ambito laboral ( o no laboral, segun se mire) cuando empezaron a crecer los contratos basura, miles de personas que son contratadas por unos cuantos dias al mes o incluso horas, ven que a la hora de las estadisticas como ha bajado el paro en la provincia, cuando en la realidad el paro es cuando menos el mismo, pero claro lo que interesa poner en las estadisticas es el numero de contratos realizados, no les conviene poner que el contrato ha finalizado a las x horas de haber sido firmado.

Volviendo al tema del post, y si nos guiamos por ese magnifico programa de estadisticas oficiales de la Consejeria de Empleo, casi podriamos pensar que las farmacias de guardia que sufren atracos de lunes a viernes fuera de un horario habitual de trabajo, es que estan trabajando en una especie de economia sumergida y de tapadillo. Y de esta misma forma pues hay que incluir en esta lista negra donde no existe la muerte laboral a personal de obras, farmacias, discotecas, gasolineras…etc, en fin a toda esa gente que su horario laboral queda fuera de las estadisticas y a los que por suerte o por desgracia tienen que hacer horas extras.

Ante este surrealista paisaje, solo puedo emitir un consejo a los trabajadores que elaboran esta estadistica: no trabajen en esa franja horaria, y si tienen que trabajar, procuren no morirse.

Publicado con Flock

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Anuncios

Una respuesta

  1. Alex, la estadística es, en efecto, hipócrita porque no contabiliza como laboral un accidente del que tiene constancia fehaciente que sí lo es. Sabíamos, y ahora se vuelve a confirmar, que las estadísticas falsean y ocultan una parte de la realidad. ¿los motivos? Pienso como tú, quizá haya un poco de todo: torpeza, mala intención, intereses varios….Pero el problema sería realmente grave si esta circunstancia (accidente ocurrido en día u hora no laborable) tuviera una repercusión directa en el trabajador, es decir, si no se le aplicasen las medidas y ayudas que le corresponden por tratarse de un accidente de trabajo. Si eso sucediera, sí que nos encontraríamos ante una injusticia flagrante porque el sistema se estaría volviendo contra las víctimas, no contra los culpables. La cuestión estadística es. en mi opinión, menos grave porque atañe a la credibilidad de la información que recibimos y a la de los políticos que nos representan. Y me temo que es bastante sospechosa (la credibilidad de ambos) desde hace tiempo. Este caso es un ejemplo más y nos obliga a estar alerta permanente sobre lo que vemos y leemos todos los días. Es curioso, en la llamada sociedad de la información y el conocimiento, da la sensación de que estamos más desinformados. alienados y desorientados que nunca. O al menos eso me parece a mí. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: